Tuesday, December 03, 2013

Cambios políticos y políticos de cambio.


 

 


En los días posteriores a las elecciones nacionales legislativas se produjeron algunos cambios. Por empezar, el gabinete nacional sufrió el choque de la derrota electoral. Un cambio que gira hacia la derecha comenzó en el gobierno nacional.

Pero ver la foto electoral no ayudará en nada en ver que es lo nuevo de la política. Por eso debemos partir de los momentos políticos anteriores. Esos fueron los dos últimos años. Luego de la hazaña del 54% logrado por Cristina Kirchner el movimiento de este sector político giró en torno al eje principal de la misma señora presidente. Desde el 2011 a la fecha la acción política se basó en consolidar la figura única de la presidente. Fue así, que largas demostraciones de lo contrario por la población, se viera que esa posibilidad de reformar la constitución sea un sueño que se desvanece durante la realidad viva. Esas  demostraciones fueron las movilizaciones del año 2012 en las calles y de parte de los llamados cacerolazos masivos. Se llega así a este año 13 con que el gobierno tiene una figura sola para seducir al electorado y lanzado a la utopía de lograr resultados favorables a esa figura para la re reelección coloca nombres nuevos en todos los distritos. El resultado no fue el mayoritario sino de un 30% de votos a favor de este proyecto. Luego de las elecciones y visto la imposibilidad real y contundente de ese camino se gira y se coloca a Capitanich como sucesor del gobierno actual.

Este giro está acompañado por la senda de la derecha que en las últimas medidas dan indicios inequívocos. Sería esto la respuesta a la seducción de Massa en el electorado y medios financieros de sustentación y medios comunicativos de seducción que juegan obviamente a este camino político. El gobierno parece tomar cuenta esto y da respuesta en ese sentido. El kirchnerismo buscará ser el viejo mejor conocido para el Poder real económico que bueno y malo por conocer como el massismo  por nacer.

Este giro también fue seguido por otros políticos, Binner fue hacia ese lado con sus dichos y actos buscando, tal vez, conseguir favores de ese espectro político nacional. El partido Socialista ahora manejado por Hermes Binner fue así el otro partido que giró a la derecha; tratando de perfilarse como centro derecha al partido tradicional de la centro izquierda. Esto tuvo su reflejo electoral en el que la izquierda tiene un espacio real y voto al Partido Obrero. El PO nunca logró llegar ni cerca del 1% de los votos nacionales, en esta oportunidad llegó a más del 6% en todo el país. Un millón y medio de votos que capitalizó el espacio dejado libre por el socialismo binnerista, quien a su vez perdió ese caudal por nada que le brindó la derecha. La derecha fue ocupada por sus tradicionales representantes como el PRO de Macri, el peronismo que lideró Massa fue el que captó mejor ese espacio político social de la Argentina. Así el socialismo no tuvo ni tiene capacidad de seducir a la derecha política ya que es una contradicción casi antinómica esa unidad para los votos electorales.

Se evidencia así la jugada del gobierno de apuntalar nombres para la próxima elección presidencial del 2015. Capitanich será el primero y quizás no el único si llega a no ser aceptado por el grueso del votante kirchnerista y de los peronistas disidentes. Los movimientos del gobierno han sido hasta ahora muy positivos para ellos y se ha logrado superar el fracaso electoral pasado en octubre. Tanto que ya nadie reivindica un triunfo fuera del gobierno nacional. El kirchnerismo no ha ganado las elecciones pero también no han ganado ninguno de los opositores del gobierno. En este empate por la negativa queda ganando el propio gobierno que por eso sale a manejar la agenda política ya que no ha pasado nadie a liderar espacios de poder luego de los resultados electorales. Esto se evidencia en que la oposición pasa de nuevo a relatar lo que no le gusta de lo que hace el gobierno y el partido del gobierno. Cosa que se sabe, solo refuerza el relato del mismo gobierno.

Del la misma manera que el gobierno parece estar fortalecido en estos días de diciembre, la oposición parece seguir débil ya que no logró imponer un solo y único liderazgo político. En la derecha Macri vuelve a su lugar de disputa indiscutida, mientras Massa se desdibuja por pasos en falso que da. La foto junto a Insaurralde es uno de esos pasos. Y los arreglos en la legislatura provincial de Buenos Aires es otro de los pasos obligados a dar en falso por sus históricos dirigentes sumados por puro electoralismo. A la vez que el mismo gobierno actuó de manera precisa y acertada evitando la fuga de dirigentes hacia Massa.

Por el lado de la centro izquierda el mundo está fragmentado en grietas bastantes pronunciadas. El radicalismo pudo perfilar a Cobos como su líder para disputar la presidencia. Los radicales no ceden en sus pretensiones políticas históricas y ya se han abroquelado en un bloque aparte de los del FAP. La experiencia UNEN sirvió  hasta las primarias y ahora en el bloque de diputados hacen bloques separados y unipersonales: Carrió por una parte, Lusteau por otro. El FAP es un interbloque de socialistas binneristas, Libres del Sur, y Lozano. Todo este mosaico de centro izquierda, incluido el radicalismo, bregan cada uno por su cuenta a la imposición de su propio líder a los demás. Es al parecer que la oposición jugará a ser quien es el más opositor entre ellos y no el de crear un espacio de lucha para ser la opción de Poder.

Ante todo esto el peronismo global se siente dueño de casa. Sus distintas posiciones de intereses están libres de hacer sus juegos para disputar el poder sin que haya un peligro desde afuera. Nadie parece perfilarse para ser un peligro real a conglomerado peronista que optará por cerrar el espacio a unos pocos dirigentes y espacios de poder para seguir gobernando el Estado Nacional los próximos años. En este juego, el kirchnerismo tiene una representación real del 30% de la voluntad popular, que si bien no es una clara mayoría absoluta, es la mayor representación política que hay en el país y que si sigue en esta senda de corrección del pasado fracaso ( como el de Moreno) puede no solo aumentar sino que hacer efectivo esa mayoría simple sobre el disperso y agrietado mundo “opositor” sin contratiempos y continuar su poder un periodo mas en el 2015. En este panorama el que se puede destacar y figurar es la izquierda trotskista como la nueva estrella de la política argentina ya que las contradicciones sociales y económicas subirán de tono como siempre ocurre en el capitalismo.   

Tuesday, May 28, 2013

¿Denominar la década o empezar a nombrarla?


Estamos pisando la tercera década del siglo 21 desde el punto de vista histórico. El siglo comienza con la fracturación de los Estados nacionales en todo el mundo y que comienza con la caída del Muro de Berlín, sigue con la disolución del Estado Nacional más homogéneo del mundo como lo fue la Unión Soviética. Y que culminará con el proceso de transnacionalización de las corporaciones imperialistas económicas de todo el planeta disolviendo así el imperialismo de unos Estados sobre los otros, como el de los Estados Unidos. 

Se fractura el mundo soviético, se abre el comunismo chino y el planeta se plantea como una política global entre todos los Estados y grandes corporaciones económicas y comerciales. Esto fue la gran conmoción de los años 90 con su individualismo sobre los Estados y el culto a la personalidad brillante y triunfante dando fin a la historia social etiquetada como el gran fracaso. 
El Estado global y su contraparte el Estado Nacional minimizado terminó en Buenos Aires en los días de diciembre del 2001. El pueblo argentino ante la falta de liderazgo estatal toma las calles y pide su participación violenta con cerca de tres millones de personas movilizadas en esos más de tres días. 
De esa crisis con estallido social se salió con una economía disuelta, sin moneda y con la capacidad productiva esencial de subsistencia. La economía apelaba al trueque callejero y al papel impreso por el Banco Central para las transacciones de todo tipo. Cada provincia emitía sus bonos en reemplazo del dinero y así se pasó un año en recomenzar todo de nuevo. Economías quebradas se reemplazaron poco a poco y gracias a la fertilidad de la tierra y su gran renta diferencial del mercado internacional con la que se recompusieron las finanzas públicas con un nuevo proceso de atesoramiento y de a poco comenzó a emitirse de nuevo el papel moneda de curso legal en todo el territorio. 
Si tomamos este comienzo con estos días del año 13, el salto cualitativo y cuantitativo de la economía nacional es casi milagroso y se podría decir que nunca el país ha tenido tanto crecimiento económico en su historia. Pero no es lo mismo que crecer de dos pesos a cien, siendo el salto del 5.000% que crecer de 98 a 100, que es del 2,05% que es el crecimiento promedio de un país inserto en el mercado. Es decir, que si nos comparamos con el 2001 el salto es tremendo, pero si nos comparamos con el año 83 hemos retrocedido considerablemente. Y si esta comparación la hacemos con el año 1974 podemos afirmar que perdimos un país real y concreto. Pero esto son solo anacronismos para confirmar una opinión de un tipo u otra totalmente contraria a la anterior. 
Estamos en el 2013 y ya es otra década que recién esta comenzando. Así que la década que se puede denominar de alguna manera es la terminó en el 2010 o principios del 2011. La década 2001 – 2011 fue una década de recuperación de una caída al fondo del pozo. Finalizó una década que apenas estamos en la superficie para caminar hacia algún lado y en el que se trató de tapar ese pozo neoliberal para no caer más en él. Por un lado, el retorno al neoliberalismo está cerrado y nadie querrá caminar por el antiguo lugar de la caída. Pero por otro lado, no podemos permanecer eternamente en torno al antiguo pozo porque corremos el riesgo de morir de hambre y necesidades elementales de la vida humana. Por eso esta nueva década iniciada en los 2011 puede correr el riesgo de ser una década estancada. Ya que quienes taparon el pozo se quieren quedar allí para hacer alarde de la hazaña (ajena, pues el trabajo del pueblo hizo todo eso materialmente posible y efectivo); mientras los demás grupos proponen direcciones diferentes hacia donde caminar para seguir viviendo. 
Va a ser a finales del año 2013 la salida de este punto muerto cuando la consulta popular decida su voluntad. Sin embargo, la percepción de estar en un mismo sitio sin avanzar mas provoca una sensación de cambio a este estado social. Los indicios de este estado los da el mismo gobierno con sus controles económicos y sociales cada vez más apremiantes, exigentes y violentos. 
Es decir, esta década esta por escribirse aún. No se puede afirmar de ganar nada cuando todavía no se empezó a jugar el partido. La década que pasó fue una década recuperada en todos los sentidos. Desde la recuperación de nietos de los desaparecidos. Hay que decir que sin desaparecidos no hubiera sido posible desmantelar el Estado argentino. Desde la recuperación de empresas por sus empleados. Desde la recuperación de la política como herramienta necesaria para la sociedad. Desde la recuperación de soberanía económica de los organismo multilaterales de créditos. Desde la recuperación de beneficios sociales. Todo se recuperó en la década 2001 – 2011.
No ganamos. Empatamos.

Saturday, May 25, 2013

Los días de mayo en 1810.


Este trabajo lo había preparado para desarrollar en el programa “Estación Plural” al que amplié algunas partes del resumen.
Resumen de la semana de mayo de 1810.
Son tres fases las que se desarrollan en la Revolución.
1-La iniciación revolucionaria y los planes contrarrevolucionarios;
2- la contrarrevolución triunfante hasta el 25;
3- y la revolución que impone el gobierno patrio.

Desarrollo:
Los ánimos del pueblo de Buenos Aires con el Virrey Cisneros eran ásperos. Los acontecimientos de 1806 y 1807 habían hecho nacer un fuerte sentimiento independentista muy fuerte. En aquellos años, de las (1ª y 2ª) invasiones inglesas, nació el fuerte espíritu de independencia que dio fuerza material a los nuevos conceptos de la política moderna. Pronto buscarían su consolidación en manos de grupos con los primeros patriotas, que eran el fermento de las críticas al gobierno virreinal.
 Desde enero de 1810, además del poco favor popular, al virrey Cisneros se le conmueven las bases de sustentación: las caídas de las fuerzas españolas ante las de Francia. Estas noticias reavivan los sentimientos libertarios. Puesto que desde el mes de marzo existían ya grupos consolidados de hombres, que resistían a la autoridad del virrey, reuniéndose en secreto en la fábrica de Vieytes, en la quinta de Orma, o en la casa de Rodríguez Peña, el Virrey Cisneros, con el fin de ocultar la información, ordena que detengan todas las naves que venían de Europa en Montevideo y requisarlas, con el objetivo de evitar que  los acontecimientos de España sean conocidos por estos fervorosos patriotas.

El 18 de mayo llega la noticia de la caída de la Junta Central y Cisneros da a conocer un manifiesto en el que da una versión arreglada de los hechos dramáticos de España, a fin de evitar los rumores de aquella caída. El manifiesto publicado pide que se reúnan todos los gobernadores en un punto central equidistante para un gobierno que represente al rey Fernando VII. El Virrey espera con esta declaración que en América subsista el trono de los reyes católicos.
El mismo día a la noche se reúnen los grupos de vecinos en casa de Martín Rodríguez y en la Rodríguez Peña. Resuelven gestionar la convocatoria a un congreso general para adoptar medidas acorde con la crítica situación. Se encarga a que Lezica se dirija al Cabildo para pedir un Congreso general, y a Castelli que hable con el síndico Leiva, del virrey, con el mismo fin.

El 20 de Mayo Lezica se entrevista con Cisneros al que le dijo: que “el fermento popular era grave y que cuerpos armados y particulares le habían pedido que hable con él a los efectos de convocar a cabildo abierto para tratar sobre la incertidumbre de las Américas”. El Virrey se niega diciendo: que los pueblos de América estaban seguros bajo el gobierno y protección de los virreyes, quienes unirían su autoridad con las representaciones de las provincias a fin de constituir un gobierno que conviniese a la circunstancias. Sin embargo, asesorado por el síndico Leiva del gobierno, se convoca a un cabildo abierto para el 22 de mayo con el fin de oír al pueblo y adoptar providencias.
Apenas termina la intervención de Lezica, se dan comienzo a los planes contrarrevolucionarios. Se acuerdan planes en conjunto  con El Cabildo y el Virrey para arreglar todo a favor para las autoridades españolas. La propuesta será que se deba reunir a los gobiernos de provincias para que alguna resolución tomada por el Congreso  sea válida.  

El día 21 de mayo, Lezica y Leiva piden en el Cabildo que se reúna el Congreso general. Se envían una delegación al virrey para tal fin y se concede el congreso. En esos momentos se reúne una multitud en la plaza. Cornelio Saavedra les dice a los manifestantes que se ha accedido al pedido del pueblo. Sin embargo ellos reclaman la suspensión del cargo del virrey. Saavedra les dice lo que quieren la multitud en la plaza a los regidores y éstos le piden rogando que  trate de disolver a la multitud. El comandante de Patricios  logra que vuelvan a sus casas.
Luego, los regidores, pensando que la gente se fue para no volver más, preparan los planes contrarrevolucionarios. Confeccionan invitaciones para su propia gente, y calculando los detalles para asegurarse de antemano una asamblea adicta, los regidores se quedaron tranquilos luego de esa agitada jornada del 21, pensando en los encargados en repartir las invitaciones preparadas.

El 22 de mayo se abre el Cabildo Abierto. De los 450 invitados  por los regidores solo fueron 250. Los 200 faltantes se debió a que las tropas apostadas en la bocacalles no dejó pasar a los invitados y dejaba a pasar a los amigos revolucionarios dándoles invitaciones sin nombre.
Los debates en torno a cesación de la autoridad real y la reversión de derechos al pueblo eran expuestos con largas exposiciones. Los argumentos de los contras eran mantener la unidad política evitando la proliferación de soberanías como pueblos hubiera. Se votaron diferentes propuestas y como se llegó al fin del día, se propuso alargar el acta hasta el día siguiente y escrutar los votos a varias propuestas y fórmulas. Sin darse cuenta, los patriotas delegaron el poder del Congreso en el del Cabildo.

El día 23, el Cabildo gobernante revoca la continuación del Congreso y archiva los votos emitidos. Burlando los votos del día anterior con fraude, el Cabildo se atribuye la conformación de una junta de gobierno presidida por Cisneros. La contrarrevolución triunfó. Los votos en realidad eran 69 a favor de la continuación del Virrey y 155 por su cesación en el mando. Una clara demostración de haber anulado toda la deliberación y votos del día anterior.
Ese día 23 comunicó al virrey que debía dejar el cargo y aceptar la presidencia de la Junta. El virrey no aceptó y pidió que se reúnan los comandantes para pedir su opinión. Los comandantes reunidos prontamente, expresan que el ansia del pueblo es que se hiciese pública la cesación del Virrey y reasunción del mando en el Cabildo.  Se publica el bando en que el Cabildo va a elegir una junta de gobierno.

El día 24 de mayo, en el acuerdo de este día, el Cabildo burla nuevamente a los patriotas y diciendo que habían deliberado eligiendo que Cisneros continúe en el mando asociado con los señores… Solá, Castelli, Saavedra e Inchaurregui. Se dictó un reglamento constitucional con 13 artículos, para encubrir todo el fraude de ropaje jurídico.
Con todo aparato a las tres de la tarde, en la sala capitular, se llevó a cabo la ceremonia del juramento.
Conocida esta nueva situación los ánimos se enervaron y se agitó la acción de los patriotas para lograr la convocatoria a otro congreso esta vez con una nota con quienes deberían ser miembros de la junta firmada por muchos vecinos. La juventud había redactado la representación escrita que se elevaría al cabildo que fue inspirada por Berutti y French y que circuló toda la noche del 24.

El 25 de mayo, desde la madrugada los patriotas ya habían tomado posición en la recova adoptando como distintivo una cinta azul y blanca que exhibían en los sombreros o en el ojal del saco. Estas cintas identificaban a quienes portaban armas, la cinta blanca para quienes portaban sables o puñales y cintas azules quienes portaban armas de fuego.
El Cabildo se reunió a las 9, y, en vez de tratar la nota presentada la noche anterior, los regidores resuelven conminar al Cabildo al cumplimiento de su obligación de sostener su autoridad, haciendo uso de la fuerza pública si fuera necesario.
Apenas se despachó el oficio, la multitud ocupó el Cabildo y algunos entraron a la sala de acuerdos. Expusieron que el pueblo se hallaba disgustado y que era necesario cambiar la resolución del día 24. El Cabildo continuó con su posición y decidió consultar a los comandantes de cuerpos para contener al pueblo por medio de la fuerza.
A las nueve y media se hizo una reunión con los comandantes en la sala capitular. Leiva les expuso los acontecimientos a los militares: Los jefes de los regimientos españoles no hablaron siquiera. Los demás le dijeron que no podían sostenerse a sí mismos si cumplían con esa orden. Fue en esa situación que, quienes estaban en los corredores golpearon las puertas de la sala capitular “exigiendo saber de que se trataba.” Martín Rodríguez  tuvo que salir a calmar  los ánimos.
Terminada la reunión, el Cabildo cambió la resolución y envió a una delegación pidiendo la renuncia a Cisneros, y que la presentase sin protesta alguna. En el término de dos horas el espíritu de los regidores pasaba del heroísmo al pánico con una perturbación galopante.
Apenas bien llega la noticia al Cabildo de la renuncia, los diputados del pueblo exigieron que la autoridad la reasumiese el pueblo y no el Cabildo, que se había excedido en sus atribuciones en estos días. El pueblo se negaba a delegar la suprema autoridad en otros poderes constituidos que dejaba la disolución de la Junta Central. Designaban, así, ellos a los miembros de la Junta de Gobierno. Este es el sentido de la profunda revolución jurídica que acababa de consumarse.  La revolución acababa de triunfar: el pueblo había impuesto los nombres de las personas que ocuparían el gobierno.

Bibliografía consultada: Historia de la Nación Argentina. Vol. V; Ricardo Levene; 1941.


Friday, March 29, 2013

ESA ROSA BLINDADA.



El enfrentamiento ocurrió cerca del mediodía de aquel fin de enero, del año 1977. La noche anterior, la compañía C del regimiento 2 de Infantería entró en el llamado “rayo”, que consiste en estar las 24 horas armados y listos para entrar a combate. Habría sido una rutina fastidiosa, una más de las tantas que se hacían en el ejército en esos años, sino hubiera pasado que, a las tres de la mañana, nos levantan de las camas con un estridente pito soplado por el cabo primero Paredes. Levantarnos fue correr agarrando el casco de acero, el fusil, los cargadores y con los borceguíes puestos sin atar los cordones. A la salida de la barraca estaba el gran camión en marcha que, apenas subimos, arrancó a gran velocidad por las calles internas del cuartel para salir inmediatamente a la ruta rumbo a la ciudad de Córdoba. En la plena oscuridad de la ruta nos terminamos de acomodar la ropa de combate y los armamentos.
Parecía que todavía era una simulación para aceitar los resortes de acción rápida que se le exigía a la tropa. Pero solo fue una gran negación colectiva mientras nos hacíamos bromas pesadas para reírnos  a carcajada limpia. Entre los paños de lona que cubría la caja del camión se podía ver el exterior. Una paralización de los sentidos fue ver ese auto destrozado a balazos y roto sobre la vereda detenido contra un árbol. El silencio inundó nuestras bromas usuales ante el trágico cuadro que ahora quedaba atrás recortando el auto blanco a la violeta oscuridad con los vidrios perforados por las balas. Dimos varias vueltas por ese barrio de clase media hasta que llegamos a una estación de trenes. Bajamos allí y, oficiales que no conocíamos, nos ordenaron posiciones de combate alrededor del extenso edificio. La noche empezó a ceder con los leves refulgores del amanecer. Una amplia avenida vacía, que me tocaba vigilar, iba tomando la claridad del amanecer con colores fríos y grises. Los mudos edificios respondían a nuestras miradas atemorizadas. A los pocos minutos, con nerviosismo bélico, los oficiales nos ordenan abandonar la posición y subir nuevamente los camiones.
Paramos en otro punto del residencial barrio de solidas casas de planta baja. El oficial al mando me aposta en una esquina cuya calle se cortaba allí. Yo portaba un fusil pesado de apoyo a los tiradores de fusiles livianos.  Ya era entrada la mañana, cerca de las ocho, cuando el tiempo se sentía en el estómago. Quede solitario en ese puesto de la calle lateral de la zona sitiada donde terminaba la calle transversal con una tranquila seguridad. Las horas comenzaron a detenerse, y estando allí parado con el fusil pesado, los cargadores llenos de municiones y el casco, al que lo soliviantaba apoyándolo de sesgo contra la pared de una casa antigua, el hambre cerca del mediodía, hizo que golpeara una ventana para pedir algo de comer. Terminé un desayuno, que esos vecinos me dieron sobre la ventana, apenas cuando empezaron las explosiones de miles de disparos de cientos de fusiles a una cuadra y media de mi posición.
El tiroteo era de nutrido estampidos de disparos de todo tipo de armas. La confusión de miles de tiros era aturdidora. Explosiones de granadas se sucedían cada tanto mientras miles de balas volaban para todas partes en aquella manzana. Pareció durar una eternidad atropellada esa lluvia torrencial de tiros. Y de manera dudosa fue cesando a los gritos de oficiales desesperados gritando el alto el fuego de rigor. La zona quedó en muda naturaleza en el que de a poco el movimiento de tropas reacomodaba las posiciones siendo lo único vivo que parecía existir en ese barrio de la clase media trabajadora cordobesa pasado el mediodía.
El dato circuló veloz; había sido abatido un hombre que se defendió con una pistola Luger. Faltaba aún su pareja; una mujer que salió hacia otro rumbo luego de chocar el auto.
En otro reacomodamiento de hombres se cercó todas las manzanas de los alrededores. El capitán que me puso en aquella esquina me llevó con él. Nos quedamos donde los oficiales mayores habían dispuesto en centro de operaciones que consistía en tres vehículos con radio comunicaciones. Me quede allí cerca con el fusil de alto poder de fuego y largo alcance. Vinieron varios oficiales con la noticia de que en una casa de la cuadra estaba la mujer con la familia adentro de rehén. La mujer mantenía a la familia en silencio con la amenaza de hacer explotar las granadas que llevaba en el bolso. El jefe de los oficiales mandó a traer el equipo de radio que estaba en un jeep y comenzó a hablar con centros de radios. Dijo que pusieran al dueño que llamaba al comando en comunicación con la radio para hablar con él. Y desde la radio al lado mío desde la esquina, el jefe de oficiales hablaba con el dueño de la casa a la media cuadra. Preguntó la dirección exacta para identificar bien el frente de la  casa. Y luego, mirándome me señala que me ponga en posición de tiro con el fusil pesado apuntando la puerta de la casa señalada. Pasaron unos extensos minutos y luego llama de nuevo a la radio el hombre de la casa. Pedía que no disparen porque iba a salir el primero con la bolsa de granadas en la mano.  El hombre había convencido a la chica de que se entregue. Los oficiales y soldados tomaron posiciones de combate. Iba a salir el hombre. Me indicaron que me mantuviera en alerta por si acaso eso no ocurría. Por eso cargué el fusil, le saqué el seguro y quedó listo para disparar. Los segundos seguían pasando en extrema lentitud, sin que ningún signo de movimientos partiera de la casa. El oficial a cargo había dejado de hablar hacía unos minutos ya que el teléfono de la casa lo habían colgado. De la casa, todavía nadie salía. Puse el dedo en el disparador y lo apreté hasta el último paso en el que una leve presión ocasionaría el disparo del proyectil. En el momento en el que comenzó a abrirse lentamente la puerta pensé en dispararle al tipo que entregaba a la mujer guerrillera. Pensé que mi primer disparo causaría una sucesión de disparos en el que se confundiría todo. Pensé también que eso último no ocurriría y quedaría en evidencia ante todos allí. Mientras ese tren de pensamiento pasaba, el hombre de la casa, corpulento y alto, salía lentamente hacia el pequeño jardín hacia la puerta de hierro sobre la vereda. En las manos en alto sobre su cabeza tenía el bolso verde con las granadas. El hombre salía hasta la vereda de manera muy lenta  y una vez allí los oficiales avanzaron agazapados hacia la casa con sus armas en las manos apuntando hacia aquella. Yo iba soltando la presión sobre el gatillo del arma. Cuando los oficiales llegaron a la casa y tomaron el bolso con granadas puse nuevamente el seguro del arma.
Pocos segundos después sale la chica, rubiecita y de estatura casi baja. Me levanto de la posición de tiro, descargo el arma sacando la munición de la recámara y compruebo su desarme gatillando el mecanismo en vacío. Luego de la rendición de la mujer guerrillera parece que ya nadie mandaba a nadie. Voy hacia la casa donde aún la chica permanecía de pie al borde de la calle. Mientras me acerco viene un coche, un falcon verde metalizado que para justo frente a ella y la suben a la parte de atrás. Alcanzo a llegar para verla antes de que cierren la puerta de ese coche. Su pelito corto de color miel, sus ojos claros, redondos y tristes, sus mejillas rosadas salpicadas de pecas, que delata la edad de chica estudiantil. No le podía hablar a pesar de estar bastante cerca de ella. No se podía, no sabía que se podía decir. Ya que decir algo era que hicieran algo para que no se la lleven esos oficiales que salían de la casa luego de haberla registrado minuciosamente. Solo mi silencio surgió hacia esa rosa blindada. 

Wednesday, March 13, 2013

HABEMUS LATINOAMERICAM.



No sin sorpresa el mundo conoció al nuevo Papa. Había pocas fichas puestas al cardenal argentino Bergoglio, ya que no figuraba entre los papables de las listas de vaticanistas del mundo. Evidentemente esta designación de un Cardenal americano dice dos cosas: 1- de la crisis europea; 2- de la importancia creciente de Latinoamérica. ¿Por qué? Porque un Papa europeo traería una crisis de consciencia que se sumaría a la económica y social que vive ese continente principal del mundo. Los ajustes económicos en Europa son la expresión más alta de injusticia social de todos los tiempos. Y un Papa europeo deberá chocar contra esta injusticia, o deberá convalidar con sus silencios.
La crisis europea es la caída de los préstamos usurarios y los negocios inmobiliarios creados como una fuente ilusoria de negocios. La explosión de la burbuja especulativa de los préstamos hipotecarios hizo estallar los activos financieros, que se desvanecieron en el aire. La evaporación del dinero de los bancos fue cubierta por los Estados Nacionales de Europa, España, Italia, Grecia, Portugal, con gobiernos de derecha. Y el gobierno, a su vez, extrae ese dinero de la riqueza social acumulada en forma de ajustes a la economía, quitándoles a la población el poder adquisitivo de su trabajo. Es la injusticia más evidente, a los ojos de quien quiera ver, hecha por la burguesía internacional. Por eso no  pueden repetir aquellas paradojas del nuevo testamento que describen como Jesús echaba a los mercaderes del Templo. Hoy un Papa europeo tendría que hacer eso. Y de allí la contradicción de un Papa de ese continente ya que el Vaticano es un super Estado, un Estado encima de los Estados nacionales (siendo éstas grandes estructuras institucionales, órganos de las clases burguesas del mundo, o sea las clases sociales dueñas de los medios de producción de bienes de capital, dueñas del dinero mundial y dueñas propietarias de las tierras productivas del planeta).
De allí la contingencia latinoamericana. La otra  cara de la crisis financiera mundial es la revalorización de los comodities, o mercancías primarias insustituibles, como el alimento y la energía, cereales, carne, petróleo, gas, metales, etc. ya que el dinero global ha emigrado a esos productos de mercado donde se refugian para mantener y adquirir valor. Por eso el Papa Latinoamericano está para asegurar este gran desplazamiento del capital mundial a la zona del reservorio de riquezas que debe ser protegido por las clases dominantes del mundo para su supervivencia de dominación. Esto demuestra la importancia estratégica que está adquiriendo nuestra región continental para el capitalismo mundial. Es decir, que será escenario de un impresionante proceso de lucha de clases mundial en el continente americano. De allí entonces la designación de Bergoglio. Un cardenal argentino que dio muestras de fidelidad al Estado Nacional de las burguesías mundiales cuando se impuso un modelo económico brutal apoyado por la violencia armada del propio Estado. Garantía entonces de mantener el dominio en todo el continente latinoamericano desde la ideología religiosa sería la designación del Papa argentino.
Esta es una visión materialista dialéctica de esta designación Papal. Al vaticano se le pueden refutar 33 axiomas religiosos y no se inmutan. Si le tocan el trigésimo de su fortuna salen a matar con su santa violencia a nombre de Dios.  

Sunday, March 03, 2013

Podrá surgir la clase social amigos del gobierno.



24 años de peronismo político como una forma de clase dominante en la Argentina, que define el rumbo social, político, económico y cultural desde su práctica desde el Poder del Estado, y que determina una composición orgánica de las instituciones de la República, está tejiendo una telaraña de Poder de manera evidente desde las perspectivas de la dialéctica materialista. El peronismo realiza una relación de hechos de corrupción que los tiene de sujeto activo y agente.
         Desde el inicio de esta última etapa peronista, de estos 24 años, se ha organizado un sistema de relaciones de corrupción con las privatizaciones de empresas estatales a las que se les adosó empresas de servicios manejadas por sindicalistas peronistas que actuaban dentro de esas mismas empresas estatales. Por ejemplo, en los ferrocarriles se le ha dado a Pedraza la empresa de servicios para los ferrocarriles del Sarmiento. Empresas que son obligadas a ser contratadas por la privatizada que capturan grandes desembolsos desde el Estado. Es un gran favor de cambio dado que sin ellos, los sindicalistas, no hubieran sido posible las privatizaciones en los primeros años 90. Así, esta naciente corrupción “productiva” de ganancias a los peronistas tanto en el gobierno como en las empresas fue una organización delictiva dentro de los ámbitos de las empresas privatizadas con el Estado. La gran masa de dinero y de la caída subsiguiente de las ganancias hace que, en los mediados del 90, el Estado tome grandes créditos para pagar el gran aparato corruptivo para que las empresas nacionales funcionen aunque sea de modo precario. Llega un momento crítico de acumulación de deudas, en los 2000, que fue imposible seguir pidiendo prestado a los usureros internacionales. Se llega a si al fin de la etapa primaria, o primera fase, de este modelo económico que al no ser modificada aunque sea en parte, hizo estallar en mil pedazos a la economía real a fines del  año 2001. Al necesitar más dinero se apeló a saquear las cuentas personales de millones de ahorristas. Y sin poder solucionar el problema de la corrupción de privatizadas y sindicatos expoliadores, como base profunda del problema,  se abrió otro más grande en la superficie de sociedad civil económica de la argentina, haciendo estallar por el aire. El gobierno de ese periodo de paréntesis político, que no quiso, o no vio, esta escandalosa corrupción peronista también voló por los aires literalmente en helicóptero.
         Se llega así a la etapa superior del sistema primario de la corrupción peronista. Parcial porque se daba dentro de las ex empresas estatales y sus expoliadores los sindicatos peronistas, llamados burocráticos, pero que dejaron una gran ganancia de dinero para sus dirigentes. Tanto que estos, fiel a la cultura argentina, invirtieron en estancias de ganado vacuno y de producciones agrarias. En los años posteriores al 2001 se va a ampliar este proceso de producción de plusvalía basado en la corrupción de empresas y obras dentro del espacio público hacia otros ámbitos públicos.
Las grandes obras públicas como, pavimentación de rutas, autopistas, viviendas son realizadas por nuevas empresas contratistas creadas bajo la supervisión federal del mismo gobierno.  Las obras públicas de plazas, edificios de centros culturales, espacios públicos específicos como tecnópolis, y otros son hechos sin ningún tipo de control presupuestario y fuera de él, donde se pone a circular cantidades de dinero sin dar cuenta a nadie. Mientras que por otra parte surgen empresas de amigos, como las de los juegos de casinos, y de empresas de medios que se amplía y crece cada día que pasa discriminando las pautas oficiales que financian a los amigos y desfinancian a los no amigos. Esta es la segunda etapa o etapa superior de la corrupción orgánica del Estado Nacional de estos días del 2013.  
         La fuente de financiación de todo este sistema corruptivo de la economía nacional surge de la renta agraria  argentina. Renta que además tiene un alto componente de renta extraordinaria por la calidad de sus suelos y sus grandes extensiones. Este modelo de economía nacional que hace circular la renta nacional hacia el sistema de corrupción de producción de acumulación de esta renta en los dirigentes y amigos del peronismo va conformando esa clase dominante dentro de nuestro país. Con la particular relación de que el sistema de producción de ganancia de dinero tradicional de capital argentino no se halla afectado en sus desarrollos. Todo depende de la renta del campo. Pero mientras crece el poder económico productivo del ámbito peronista los demás sectores económicos entran a depender de esa clase y por eso en dominante. Sin embargo, como el dinero que surge de la renta proviene del intercambio de mercancías internacionales, y su interrupción eliminaría todo este círculo perverso de la economía argentina, queda de modo dependiente de este mercado. De esta manera  se ve que a los intereses extranjeros quedan a salvo de los zarpazos de empresas de los amigos y funcionarios peronistas. Las empresas extranjeras en corporaciones que manejan el comercio mundial si ven peligrar sus inversiones en la Argentina pueden trabar el intercambio de cereales y carnes o trabar las cuentas bancarias de los funcionarios y peronistas en el extranjero.
         Entonces, tenemos que las necesidades del sistema orgánico de corrupción argentino va a tener que operar en mayor escala, esta vez en la producción real del aparato productivo argentino adquiriendo fábricas y empresas distribuidoras o de servicios de energía. Pero la adquisición a precio de quiebra es la mejor manera para ellos tal como la empresa de imprimir billetes lo hizo el vicepresidente Boudou. Para tramar toda esta segunda etapa superior, expandiendo el modo de corrupción productiva, es que se lanzó ese avance hacia el Poder Judicial. Interviniendo la justicia y creando las condiciones de legalidad a sus medidas perversas para quedarse con empresas que podrán ser expropiadas por decisión gubernamental.
         La historia nos ofrece  innumerables nacimientos de clases sociales que luego son dominantes cuando sus agentes se apoderan el Poder del Estado. Este tiempo del peronismo es una más en la historia de los países en la que se intenta la ascensión de una clase subalterna a la posición dominante dentro de una nación, pero que no lo hace por ser mejor económicamente sino por corromper las funciones del Estado Nacional hacia un grupo de amigos partidarios. Las clases sociales realmente ascienden a la posición dominante cuando son más productoras de más valores nuevos, en bienes de cambio y de bienes uso, de lo que eran las anteriores clases dominaban la producción. El sistema de corrupción general de este período es un gasto enorme consumo de riqueza y resta también no dando ningún bien de cambio equivalente por su funcionamiento. Lo que equivaldría decir que es una clase parasitaria que intenta ser forzada ser la dominante sin tener recursos reales concretos para ese fin. Un suicidio económico estrepitoso.